domingo, 28 de junio de 2015

Mad Max 2²

☆☆☆☆½

Mañana volveré a ver «Mad Max: Fury Road». Creo que no os he contado mis impresiones cuando fui a verla la primera vez. Aprovecharé la chapa que le he dado a mi amigo Fran hace un momento: Es apabullante. Maravillosa.

Hay una secuencia al principio que me hizo abrir tanto la boca que me empezó a doler la mandíbula. En serio, hacía años que no me quedaba boquiabierto en el cine sin que fuera un bostezo. Esta peli tiene tal cantidad de molonio concentrado en cada fotograma que debe de ser tóxica. Es como Mad Max 2 elevado al cuadrado. Se debería titular Mad Max 2². En fin, ¡he sido testigo! Y mañana, más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada