viernes, 31 de diciembre de 2010

¡Feliz 2011!


La Tertulia Fantástica de Santander os desea un feliz y próspero Año Nuevo.

viernes, 24 de diciembre de 2010

jueves, 9 de diciembre de 2010

Presentación de «Aquelarre» en la Librería Gil de Santander


El editor de «Salto de Página», Pablo Mazo Agüero, presenta en Santander el libro «Aquelarre. Antología del cuento de terror español actual», una inquietante colección de escalofríos literarios. Para ello contará con la presencia de uno de sus autores, el cántabro Marc R. Soto.

La antología recopila relatos de Alfredo Álamo, Juan Ramón Biedma, Emilio Bueso, Matías Candeira, Santiago Eximeno, Cristina Fernández Cubas, David Jasso, José María Latorre, Alberto López Aroca, Lorenzo Luengo, Ismael Martínez Biurrun, Ángel Olgoso, Félix J. Palma, Pilar Pedraza, Juan José Plans, Miguel Puente, Marc R. Soto, Norberto Luis Romero, Care Santos, José Carlos Somoza, José María Tamparillas, David Torres, José Miguel Vilar-Bou y Marian Womack. Un impresionante elenco de autores para un libro necesario que, sin duda, hará las delicias de los lectores aficionados al horror inteligente.

lunes, 8 de noviembre de 2010

«Alma», al cine

¿Os acordáis de Alma, un cortometraje de animación que fue candidato al Goya en la pasada edición de los premios del cine español? Trataba sobre una niña y una tienda de muñecas. Para los que no lo recuerden (cosa que me extrañaría) o no lo conozcan, aquí lo tenéis:


Alma, de Rodrigo Blaas, en Vimeo.

Al final el Goya se lo llevó el entretenido y comercial La Dama y la Muerte, de Javier Recio, pero el corto del talentoso Rodrigo Blaas, un escalofriante microcuento fantástico de lo que podríamos llamar “nuevo terror español” —y aquí siempre pienso en autores literarios como Santiago Eximeno o Marc R. Soto, que exploran como pocos los lábiles límites entre fantasía y realidad y saben extraer de esos inestables territorios riquezas literarias de lo más inquietantes y turbadoras— se me quedó grabado a fuego, y después de casi un año me parece estar viéndolo todavía, mientras sus divertidos y entretenidos rivales han ido cayendo en los abismos sin fondo de mi memoria uno detrás de otro, sin dejar apenas rastro.

La novedad es que la poderosa DreamWorks, de Steven Spielberg y companía, se ha fijado en Alma y quiere convertirla en un largometraje con producción de Guillermo del Toro, que ha iniciado con DreamWorks una nueva etapa de lo más prometedora. Sin duda, una noticia estupenda para la animación española, en mejor forma que nunca gracias a los éxitos de creaciones como Gru, mi villano favorito, creación de Sergio Pablos que, precisamente, colaboró con Blaas en el desarrollo de los personajes que dan vida (o lo que sea) a Alma.

DreamWorks ficha a Rodrigo Blaas para convertir en película su corto "Alma" (EFE).

lunes, 1 de noviembre de 2010

Glenn Jones, diseñador e ilustrador

Glenn Jones es un diseñador gráfico e ilustrador de Auckland, Nueva Zelanda. Lleva más de quince años en el negocio y su oficio, como puede verse abajo, es innegable. En Threadless.com vendió montones de camisetas con divertidos diseños “frikis” como estos. Ahora ya tiene su propia empresa de camisetas, Glennz Tees (store.glennz.com), una gozada para la vista.

Direct Line (Línea directa)

Prankster (Bromista)

Rocket Science (Ingeniería aeroespacial)

Spun Dry («Secado por centrifugado/hilado», genial juego de palabras con el participio de spin, girar, y el adjetivo spun, hilado, por los hilos de la telaraña)

Party Trick (Truco de salón)

Yo me las compraría todas. :-)

domingo, 24 de octubre de 2010

Ingrid Pitt (1937-2010)

Ooohhh, me acabo de enterar del fallecimiento de Ingrid Pitt, una de mis vampiresas míticas de la Hammer. Esos colmillos, esos canalillos... Las había más guapas, pero esta tenía un aire pícaro de lo más sexy. Me encantaban sus sonrisillas perversas, con los colmillos sobresaliendo. Ays...

Igual hay suerte y en un par de días regresa de la tumba.

sábado, 21 de agosto de 2010

«El tapiz del vampiro», de Suzy McKee Charnas

☆☆☆½

Puede que las cuatro estrellas que le puse en aNobii le vayan un poco grandes a este fix-up un tanto irregular (como suele ocurrir con este tipo de novelas, construidas mediante la unión de dos o más cuentos relacionados) protagonizado por un atípico chupasangres, profesor universitario, con problemas existenciales. En conjunto, está más cerca del "bastante bueno" que del "regular". Vamos, que está bien.

En una primera lectura, a mediados de los 90, me pareció aburrida y estuve a punto de abandonarla. Al reeditarla Alamut en 2009, le di otra oportunidad. Quince años después soy un lector bastante más paciente y tanto mi actitud como mis intereses han cambiado, como es lógico. En la relectura me ha resultado bastante interesante, aunque sigo echando de menos algo más de nervio en la narración.

El vampiro de Suzy McKee Charnas constituye una original excepción en el mundillo de la literatura vampírica, como la propia novela, y por las mismas razones. Con un tratamiento casi materialista, más de ciencia ficción que de fantasía, lo fantástico está explicado en clave de anomalía biológica; no hay fenómenos sobrenaturales sino accidentes adaptativos, desprovistos de cualquier carácter mágico-religioso. Además, es una novela profundamente antirromántica, casi tan fría y racionalista como el personaje central, el depredador para quien la emoción humana es un lujo, un lujo que le atrae pero no se puede permitir.

Con partes brillantes y otras un poco más flojas (recordemos que se trata de un fix-up) y hasta aburridas, a veces rozando el ensayo especulativo, no es una novela ligera para adolescentes en busca de emociones de baratillo como "Crepúsculo" y sus secuelas, ni una historia de acción morboerótica como las novelas de Anne Rice. Es una novela sutil, adulta, bastante profunda, realista dentro de lo que cabe esperar de una novela de sus características y, a pesar de esa frialdad que la domina, con picos de emoción y suspense, eficazmente inquietante y hasta perturbadora, que se sigue disfrutando después de la lectura gracias a las reflexiones que promueve, no sólo de carácter especulativo sino también sobre nuestra propia naturaleza.

A destacar, dentro del fix-up, el relato central del mismo: "El tapiz del unicornio", que ganó el premio Nebula a la mejor novela corta.

lunes, 14 de junio de 2010

Presentación de «Los hijos de las tinieblas», de José Antonio Cotrina, en Santander


José Antonio Cotrina presenta en Santander su última novela, Los hijos de las tinieblas, segunda parte de su trilogía de terror adolescente El Ciclo de la Luna Roja, ambientada en la temible ciudad de Rocavarancolia.

Yo ya he apartado el libro que estaba leyendo (la interesante y comprometida novela colectiva Q, de Federico Guglielmi, Giovanni Cattabriga, Luca Di Meo y Roberto Bui, agrupados bajo el seudónimo Luther Blissett dentro del Luther Blissett Project) para ponerme con Los hijos de las tinieblas; así el viernes tendré el cargador lleno de preguntas que dispararle al bueno de Cotrina.

jueves, 3 de junio de 2010

Camiseta de la TerSa 2010

Este es el diseño que he hecho para que los miembros de la Tertulia Fantástica de Santander (TerSa) podamos lucir camisetas nuevas en la AsturCon de este año. A la cuarta va la vencida

martes, 25 de mayo de 2010

Frikisubastas (3): Póster de «Solaris», de Andrei Tarkovski

Este póster promocional de la película Solaris, de Andrei Tarkovski (URSS, 1972), basada en la famosa novela de ciencia ficción escrita por el gran Stanislaw Lem (Varsovia, Polonia, 1961), fue subastado el 5 de marzo de 2008 por Christie’s, en Londres, y vendido por 938 libras esterlinas, nada menos que 1099 € por un póster de 66×43 cm.

En el mismo lote había pósters de películas de Bruce Lee como Enter The Dragon, varios de la saga Star Wars, de 2001, de Blade Runner, de Barbarella... Un montón, de género y mainstream, pero el de Solaris se llevó la palma al superar los 1000 €, el doble de lo estimado inicialmente por la casa de subastas.

¡Feliz Día de la Toalla!



jueves, 6 de mayo de 2010

Qué bueno es tener amigos

¡Gracias, Nacho! Y con traducción de Gorin. :-) Una buena iniciativa de Alejo Cuervo (Gigamesh) y David Fernández (Cyberdark), ¡así da gusto!, gracias también a ellos.

Espero los siguientes títulos de Gigamesh con interés. Ya, que hayan decidido devolver a Fafhrd y al Ratonero Gris a las librerías, de donde nunca debieron irse, me parece más que estupendo (aunque en cierto modo ya habían vuelto; recordemos que la fantástica serie de Fritz Leiber —el Ciclo de Lankhmar— está disponible también en la adaptación al cómic que hicieron los ínclitos Howard Chaykin y Mike Mignola, editada por Norma).

martes, 6 de abril de 2010

«Working Without a Net»


Un curioso hallazgo friki que hice ayer, esta vez en el episodio 14 de la primera temporada de «Babylon 5», la serie de ciencia ficción de J. Michael Straczynski:


En este fotograma vemos a Claudia Christian en el papel de la capitana Susan Ivanova (aquí, raramente, de paisano y con el pelo suelto), leyendo la autobiografía de Harlan Ellison, conocido autor de CF y “asesor“ de la serie. «Working Without a Net» es un libro cuyo lanzamiento se lleva anunciando desde hace dos o tres lustros pero que, si no me equivoco, sigue inédito. Quizá para mediados del siglo XXIII...

Naturalmente el libro es de pega, con las páginas en blanco, pero Straczynski cuenta que Ellison (que es un cachondo) se llevó el volumen y se estuvo paseando con él debajo del brazo por todas partes, volviendo locos a propios y extraños, sorprendidos por no haberse enterado de la edición de sus memorias. :-)) Genio y figura.

lunes, 22 de marzo de 2010

Falso resumen de «La casa de la colina negra», de José Antonio Cotrina

Este texto es fruto de un maquiavélico plan para engañar a estudiantes sin ganas de leer/trabajar. Llegué a crear un blog de resúmenes para redondear la trampa, cambiándome el nombre por el de Denéstor Tul, uno de los personajes de la obra de José Antonio Cotrina. No sé si habrá picado alguno, pero a cuenta de esto nos hemos echado unas buenas risas los colegas de Josean en Facebook... :-))) Soy muy malvado, sí.



En la Colina Negra se yergue una casa muy especial, que antaño fue parte de una red mágica de casas unidas por la hechicería, La Telaraña, habitada por seres fantásticos y extendida por todo el mundo. Pero la casa de la Colina Negra había sido aislada, apartada de La Telaraña.

En esa casa viven un mago, un hada y su hijo mestizo, Víctor. Un día, la familia ayuda a una fantasma que huye de La Sombra, un antiguo demonio, y de sus aliados, que la persiguen a causa de un objeto mágico, la cabeza de Asterio —el minotauro de Creta— que La Sombra necesita para recuperar el gran poder que una vez poseyó, y así dominar el mundo. Para ayudar a la fantasma, dañada por sus enemigos, la familia debía regresar a la Telaraña, algo muy arriesgado, ya que todo el mundo mágico buscaba a Víctor, el Mestizo, pues con su sangre podrían resucitar la magia muerta tiempo atrás.

La Sombra secuestra a Cristina, la mejor amiga de Víctor, y utiliza un hechizo para poseer su cuerpo, con el fin de infiltrarse y averiguar dónde está escondida la cabeza de Asterio. Gracias a su astucia descubre que la fantasma había escondido la cabeza en un templo oculto en la selva de Madagascar. Una vez que se entera, hace que el cuerpo de Cristina se tire por la ventana del ático de la Casa de la Colina Negra, matándola, para poder regresar rápidamente a su propio cuerpo, pues no tiene un segundo que perder. La Sombra y sus aliados infernales viajan a Madagascar, perseguidos por Víctor, los padres de este, su tío, una tía abuela bruja, un cuñado licántropo y un primo segundo aprendiz de farmacia, pero el demonio y sus secuaces llegan antes y recuperan la cabeza de Asterio. La Sombra toma la cornuda cabeza y se la coloca como un sombrero, recuperando mágicamente su antigua forma: él es el Asterio original, el antiguo minotauro de Creta que había sido vencido por Teseo, investido nuevamente de todo su poder. Justo en ese momento aparecen allí Víctor y su familia, que tratan de vencer al malvado hombre-toro, pero este los mata a todos menos a Víctor, que hereda los poderes de sus padres y consigue escapar vivo.

Inmediatamente, el resucitado Asterio, que ha recuperado todas sus facultades, acciona una palanca oculta en el altar del templo y se oye un gran estruendo; en realidad, el templo es una nave espacial que había quedado semienterrada en la selva en un pasado remoto, algo que la fantasma ignoraba totalmente. Víctor, escondido en la copa de un árbol, rodeado de lémures y cacatúas calcinados y calcinadas, contempla con impotencia cómo la nave despega y se eleva hasta la estratosfera.

Asterio se sitúa con su nave espacial en órbita geosincrónica sobre el polo sur y envía un mensaje a través de todas las radios de la Tierra, interrumpiendo la emisión habitual de todas las cadenas excepto la Cope, ya que la Iglesia Católica Apostólica y Romana es inmune a la magia. Asterio dice ser un demonio de origen extraterrestre, procedente del planeta Clarín, en la constelación Tauro, y amenaza con destruir el planeta con su rayo de la muerte a menos que todos los gobiernos y organizaciones de la Tierra se sometan a su voluntad.

Pero Víctor no se ha dado por vencido, pues arde en deseos de venganza, y ahora dispone de amplios poderes heredados de su familia después de ser masacrada por Asterio. Decide teletransportarse mágicamente al Vaticano, donde se entrevista con el papa, que le da su bendición. En un sótano del Vaticano se esconde un libro antiquísimo escrito en una lengua desconocida, con caracteres minoicos, que quizá oculte la clave para librarse del cornudo invasor alienígena. Víctor trata de leer el libro, descubriendo con sorpresa que puede entender lo escrito en él, y encuentra un hechizo para convertir a Asterio en vaca lechera, pero no hay bastante magia en el mundo para activarlo. Para ello Víctor necesita al menos dos litros de su propia sangre, lo único que puede resucitar la magia extinguida siglos atrás. Pero si no tiene cuidado, puede morir en el intento. Decide consultar al Consejo Mágico de la Telaraña, pero el método de extracción de la sangre, por decapitación en un altar con velas negras, no acaba de convencer a Víctor.

Entonces el joven mestizo de mago y hada se teletransporta a la Moncloa, donde consulta con el presidente del gobierno, que no sabe qué hacer y llama por teléfono a Barack Obama, que a su vez consulta con sus asesores, y estos consultan con sus asistentes, y estos con sus astrólogos, psiquiatras, peluqueras, quiosqueros, barmen, vendedores de cupones de la ONCE, etc.

El tiempo va pasando y se acorta cada vez más, inexorablemente, sin que se halle la solución. Entonces, por fin, el ginecólogo de Paris Hilton les da la ansiada respuesta: Víctor debe acudir a una unidad de extracción de la Hermandad de Donantes de Sangre, pues es la única manera de obtener el precioso líquido rojo con relativa seguridad. Al darse cuenta de lo sencillo que era, Víctor se da una fuerte palmada en la frente que le deja una marca roja en forma de N.

Cuando Víctor se teletransporta a la unidad de extracción más cercana para sacarse la sangre sólo quedan unos minutos; el plazo dado por Asterio para el sometimiento de la Humanidad está a punto de expirar. Pero allí las enfermeras rehúsan sacarle dos litros, pues es muy arriesgado y el juramento hipocrático se lo impide. Víctor está dispuesto a sacrificarse pero ellas no creen nada de lo que les dice; ni siquiera se habían enterado de la amenaza mundial de Asterio, porque tenían puesta la Cope y sólo habían oído a Jiménez Losantos metiéndose con Zapatero. Víctor decide volver a Roma y le pide al Papa que lo acompañe, cosa que hace, a pesar de que ya ha pasado su hora habitual de irse a la cama, convenciendo rápidamente a las enfermeras de la necesidad y la urgencia de la extracción. A pesar de perder mucha sangre, Víctor se recupera enseguida gracias a sus poderes mágicos, una Coca-Cola y un bocadillo de jamón serrano que le dan en el hospital.

Por fin Víctor tiene el poder requerido para ejecutar el hechizo; logra teletransportarse a la nave espacial de Asterio, situada en órbita geoestacionaria sobre el polo sur (ya que, gracias al agujero en la capa de ozono, es el mejor sitio para atacar con su rayo de la muerte), y consigue lanzar el hechizo justo cuando el cornudo demonio alienígena está a punto de apretar el botón de disparo, tras lanzar una maléfica carcajada de varios segundos de duración, que dan a Víctor el tiempo extra necesario para atacar a su enemigo. El malvado Asterio se transforma mágicamente en una pacífica e inofensiva vaca, a la que Víctor envía mágicamente a pastar hierba a una explotación ganadera de Cicero por toda la eternidad. La Tierra se ha salvado, Víctor regresa convertido en un héroe y es proclamado Presidente del Consejo Mágico de la Telaraña, donde gobierna con benevolente mano de hierro iniciando profundas reformas en los procedimientos mágicos tradicionales, para modernizar la renacida magia, con una insinuación de segunda parte al final, ya que el antiguo presidente no ve con buenos ojos los nuevos aires que Víctor pretende traer a la comunidad mágica internacional.

jueves, 18 de marzo de 2010

Clarke & Kubrick, presidentes


Acabo de descubrir una frikada de categoría en la película «2010: Odisea 2» (Peter Hyams, 1984). Mirad qué leía la enfermera del hospital donde estaba ingresada la madre de Bowman:


El rostro del presidente de los EEUU es en realidad el de Arthur C. Clarke; el del premier soviético corresponde a Stanley Kubrick (ambos responsables de la primera parte, «2001: Una Odisea en el espacio»). Me ha hecho mucha gracia. :-))

miércoles, 3 de marzo de 2010

Colosos del pensamiento occidental (I): Chris Peterson


Chris Elliot en el papel de Chris Peterson
«¡Oh, Gus! He conocido a la mujer de mis sueños. De esos sueños que lo dejan todo pringoso, ya sabes a qué me refiero...»

«Lo que debo hacer ahora está tan claro como los mocos de un recién nacido.»

«Me atropellan varias veces al día. Es bueno para conocer gente.»

«Puede que seas la cosa más hermosa que jamás he visto en toda mi vida, con la posible excepción de Charles Durning.»

Charles Durning
Charles Durning

«Me llevó diez años... antes de ser capaz de ducharme desnudo... porque... estaba seguro de que... ¿sabes esa cosa por donde se va el agua? ...estaba seguro de que había un ojo ahí... ¡mirándome! [Rompe a llorar.]»

«¡No me había sentido con tanta energía desde que mi mono mascota se comió una libra de café y me persiguió calle abajo con un cuchillo para carne!»

Chris Peterson en Búscate la vida.

miércoles, 17 de febrero de 2010

Poliádico «friki»

Una explicación friki del significado de la palabra “poliádico” en el título Indecidibilidad general de la lógica cuantificacional poliádica, un artículo que escribí hace años y que lamentablemente no encuentro por ningún lado (edición: al final lo encontré en un viejo CD). Tened en cuenta que se lo explico a alguien que ya sabe algo de lógica:

Es sencillo. Tenemos un enunciado; por ejemplo: “Heinlein mola”. En general, en los enunciados hay un predicado y uno o más argumentos. Como tal enunciado, el propuesto no da para mucho, ¿verdad? Ahí es donde se cuela la lógica de predicados. Dentro de ese enunciado hay un predicado (mola) y un argumento (Heinlein). El predicado viene a describir una cualidad del argumento; es un atributo del mismo, relacionado con el argumento que se encuentra bajo su cobertura.

Pongamos otro ejemplo: “Heinlein era minarquista”. Parece como si minarquista fuera otro argumento, pero no. El predicado es ser minarquista y el argumento que se relaciona con él es Heinlein. En cambio, en “Heinlein amaba a Virginia” tenemos dos argumentos, Heinlein y Virginia, relacionados por un predicado.

Cuando un enunciado tiene un solo argumento asociado al predicado, se dice que es monádico. Si tiene dos, diádico. Si tiene tres, triádico. Y si tiene cuatro o más, poliádico. Como se trata de que los argumentos estén relacionados con el mismo predicado, a esta parte de la lógica de predicados se la denomina lógica de relaciones.

Si Gödel demostró la incompletud del sistema formal de la aritmética elemental, Church demostró su indecidibilidad y, luego, con ayuda de ese resultado, la indecidibilidad de la lógica elemental, que incluye la lógica cuantificacional poliádica (o sea, la lógica de relaciones de cuantificación entre enunciados formatos por un atributo y varios argumentos).

(9 de marzo de 2002, es.rec.ficcion.misc)

Toma ya. Ocho años después, me preguntas sobre lógica simbólica y sólo me sale decir que si A=B y B=C, entonces A=C. Cuesta abajo y sin frenos.

martes, 16 de febrero de 2010

Frikisubastas (2): «The Man in the Wilderness», de Mervyn Peake

Creo que ya he comentado alguna vez por aquí el talento artístico de Mervyn Peake, el autor de la llamada Trilogía de Gormenghast formada por los tres primeros Libros de Titus (Titus Groan, Gormenghast y Titus Solo) de la serie de cinco que estaba previsto que Peake escribiera (murió antes de poder hacerlo, en 1968). Era un ilustrador notable, y como muestra de ello os traigo una de las últimas "frikisubastas" de 2009 realizada por la casa Christie's: The Man in the Wilderness.


Ilustración en tinta china sobre papel, coloreada al gouache y protegida con una capa de barniz, de 19,7×28 cm, realizada en 1940 por Mervyn Peake para la antología Ride a Cock Horse - And other Nursery Rhymes (Londres, Chatto & Windus, 1940). Ilustra el poema homónimo, que (si no me equivoco) dice así:

The man in the wilderness asked me
How many strawberries grew in the sea.
I answered him, as I thought good,
As many as red herrings grew in the wood.

Preciosa ilustración, ¿verdad? Y cara. Fue vendida en Londres el 16 de diciembre de 2009 por 4375 libras esterlinas (unos 5000 €), cuatro veces por encima del precio estimado por la casa de subastas (cosa rara, pues suelen acertar). El bueno de Peake siempre fue subestimado, pobrecillo.

sábado, 30 de enero de 2010

Frikisubastas (1): El muñeco de «Alien»

El creciente interés por lo friki se refleja en muy variados ámbitos, desde la cultura "oficial" hasta los negocios. Ejemplo de esto último son las subastas de la famosa casa Christie's, cuya página web es para mí una fuente de inspiración constante.

En un intento por revitalizar este blog, esperemos que no tan vano como los anteriores, voy a postear una serie sobre las subastas más frikis y curiosas de la casa Christie's.

Empezamos con la venta, realizada el 25 de junio de 2008, de este muñeco de Alien, fabricado por Kenner en 1979, en su caja original y sin abrir.

Este juguete recibió numerosas críticas por su aspecto terrorífico por parte de los típicos grupos de padres sobreprotectores, siempre propensos a "proteger" a sus pequeñuelos ocultándoles cualquier cosa que pueda divertirles. Las presiones obligaron a Kenner a retirarlo del mercado, creando una enorme escasez y disparando los precios. Este ejemplar se vendió por mil dólares estadounidenses (sí, 1000 $USA), pero podía haber llegado a costar el doble.

Hay que ser friki para entenderlo.

jueves, 7 de enero de 2010

«Marsbound» y «Starbound», de Joe Haldeman

Bueno, no sé si sabréis que Joe Haldeman ha estado pachucho a finales de año. (También puede que no sepáis quién es Joe Haldeman; si es así, pasaos por Wikipedia y volved más tarde).

Todavía está fastidiado, pero mejor; ha salido del hospital y está en su casa. El caso es que, cuando me enteré de que estaba enfermo, me dio un poco de angustia. No sólo porque me gustan sus libros (no soy un gran fan, pero me gustan) sino porque tuve la suerte de conocerlo, charlar con él y comprobar que es una persona estupenda. Es el único autor galardonado con el Grand Master Nebula al que conozco personalmente, y encima le caigo bien. Quiero que siga siendo así.

Afortunadamente Joe y Gay, su mujer, se acordaban de mí cuando reanudé el contacto. Supongo que no era fácil olvidarme considerando que, cuando nos conocimos, yo iba disfrazado de Giles Habibula, orondo personaje de la novela «La Legión del Espacio», de su amigo Jack Williamson.

El caso es que últimamente estoy más al tanto de lo que hace Haldeman. La noticia es que acaba de salir en EEUU la continuación de «Marsbound», que se titula «Starbound» y ha sido editada por Ace Books.

«Marsbound» (☆☆☆½) es una especie de novela juvenil a lo Heinlein; quizá los conocedores del género recuerden «Podkayne de Marte» (también editada como «Hija de Marte» en nuestro país), que es la referencia inmediata, igual que lo fue «Tropas del espacio» cuando Haldeman creó «La guerra interminable», su novela más famosa. Salió al mercado en agosto de 2008.

La protagonista es una jovencita llamada Carmen Dula, cuya familia gana un sorteo para visitar la colonia humana establecida en Marte. Allí hará gala de su rebeldía juvenil y vivirá entretenidas aventuras, con sus dosis de humor y drama, junto a sus amigos los marcianos.

Haldeman no es el único que ha tratado de emular a Heinlein dándole una vuelta de tuerca; es notable el caso de John Varley, uno de los mejores cuentistas de la historia del género, que también ha hecho sus incursiones en la novela juvenil heinleniana con novelas como «Trueno Rojo», aunque no con mucha fortuna; el esfuerzo emulador de Varley es tan grande que éste llega a auto-anularse como autor; es una novela sin personalidad propia, carente de originalidad y en el que la brillantez de Varley como estilista destaca por su ausencia.

Haldeman tiene quizá menos capacidad estilística, pero sin duda sus dotes para la novela, para la narración larga en general, son mayores. El homenaje a Heinlein es más sutil, más de fondo, como en «La guerra interminable» o en la trilogía de los Mundos, a la que recuerda un poco por su estilo inconformista. Y, a pesar de su carácter de obra menor, el resultado es mucho más satisfactorio. Espero que «Starbound» resulte igual de entretenida.