miércoles, 10 de diciembre de 2008

A la venta «Bebés jugando con cuchillos», de Santiago Eximeno

Desde hace unos días podéis ya comprar esta jugosa antología de ciencia ficción, terror y fantasía de uno de los mejores cuentistas fantásticos españoles (con cubierta diseñada por un servidor, por cierto). Y baratita de precio, además: menos de 10 euros. Una relación calidad-precio muy difícil de mejorar (hoy en día, tal como está el fantástico en España, imposible; bien por el editor).

Edita AJEC y se puede conseguir, entre otros sitios, en Cyberdark.

Yo me “enamoré” de los cuentos de Eximeno con uno de los relatos de la antología, Origami, que leí en el tren de camino a Getafe para asistir a la HispaCon 2003, y que se llevó el premio Ignotus, votado allí por los asistentes. Una auténtica joya, en serio.

En cuanto al libro en sí, por la parte que me toca, estoy muy satisfecho con cómo ha quedado. Al final Raúl se ha decidido, como yo le aconsejaba, por un plastificado brillante que le da más profundidad al negro y resalta los colores; una buena elección de la que me congratulo. Además, la cubierta está francamente bien impresa, los hendidos bien hechos, el lomo bien centradito..., en fin, un buen trabajo.

Lo único que me da rabia es que hasta el lunes que viene no podré empezar a leerlo. Tengo muchas ganas, pero el viernes tengo un examen importante y el fin de semana... Uf...

Ya os contaré lo del fin de semana cuando haya terminado. (¡Si sobrevivo!)

sábado, 6 de diciembre de 2008

¡Yo quiero uno!

Esta figurilla presentada por BrickArms, una pequeña empresa que fabrica “armamento” compatible con las figurillas de Lego, y también figurillas custom como las de Lego, ha generado cierta polémica en EEUU y GB. Bueno, en realidad la polémica la ha generado un gilipollas de esos que no tienen otra cosa que hacer que ver fantasmas en todas partes, en este caso el responsable de una fundación musulmana británica.

¡A mí me mola!, y a los palurdos que les den por saco, sea cual sea su religión o ideología. Ya me hubiese gustado tenerla cuando era crío, y a un Rambo de Lego para hacer de amiguito suyo.

La noticia, en FoxNews.com.

lunes, 24 de noviembre de 2008

¿Qué tendrá «Gantz» que me fascina...?

...¿y me impulsa a seguir leyendo capítulo tras capítulo de ultraviolencia sin sentido?

Ah, ya me acuerdo.


Los pin-ups de Hiroya Oku que tanto me gusta colorear. :-)

viernes, 7 de noviembre de 2008

"Yanclod Ven y Dame" se redime como actor en "JCVD"

Pensaréis que os estoy vacilando, pero tengo muchas ganas de ver JCVD, la última película de Jean-Claude Van Damme. Sí, sí, lo digo en serio.

El joven director francés Mabrouk El Mechri se ha sacado de la manga una comedia de acción en la que Van Damme da una patada en la boca a todos los críticos de cine que durante más de veinte años han estado ensañándose con él (a menudo con toda justicia, todo hay que decirlo), interpretando (sí, sí, interpretando) a un personaje basado en sí mismo, JCVD.


¡No me digáis que no tiene buena pinta! :-))

jueves, 16 de octubre de 2008

Ridley Scott dirigirá «La guerra interminable»

Me he enterado por Blackonion de que el director de cine Ridley Scott tiene este proyecto en las manos para cuando termine Nottingham, su versión de las aventuras de Robin Hood.

Bien, me alegro. Pero, de todos modos, no pondría la mano en el fuego por esta noticia. Ya estoy escarmentado a causa de lo ocurrido con otra anunciada adaptación de un clásico importante del género, Cita con Rama, de Arthur C. Clarke, que iba a dirigir David Fincher.

Precisamente estos días Fincher ha reconocido que es muy improbable que Cita con Rama llegue a hacerse; no hay guión y el impulsor de la película, Morgan Freeman, sigue con el brazo jodido por el accidente de coche que sufrió este verano y, además, está en pleno divorcio, así que la película ha pasado a tercer plano, por no decir al fondo.

Llevaba yo desde 2001 haciéndome ilusiones, con Morgan Freeman erre que erre, mostrando diseños de Moebius, dando conferencias sobre la tecnología infográfica que iban a usar, etc., etc., pero ya no me queda ninguna.

Por otra parte, el año pasado Ridley Scott se despachó a gusto rajando sobre el género que le dio fama, diciendo que la ciencia ficción, como género cinematográfico, estaba tan muerta como el western, que ya estaba todo dicho y hecho, bla, bla y bla. Y ahora nos viene con que va a hacer La guerra interminable, que lleva veinticinco años detrás del proyecto, que está encantado e ilusionado y más bla, bla y bla. Para colmo, también está metido en la adaptación de Un mundo feliz, de Aldous Huxley.

Si es que...

jueves, 11 de septiembre de 2008

«LH Rap», colisionando partículas a ritmo de hip-hop


Kate McAlpine, una empleada del CERN de 23 años, es la autora de este divertido e ilustrador rap sobre el funcionamiento del acelerador de partículas de moda esta temporada. La tradición musical del CERN continúa para gozo del friquerío internacional (recordemos a las Cernettes).


¡Desopilante! Hay más en su web: www.katemcalpine.com

martes, 12 de agosto de 2008

«Bebés jugando con cuchillos», mi segunda portada.


Bebés jugando con cuchillos es una antología de relatos de Santiago Eximeno que está cerca de salir editada por el Grupo Editorial AJEC. Saldrá al mercado, creo, a finales de verano o comienzos de otoño. A pesar del aspecto de la cubierta, en esta antología no hay sólo cuentos de terror, sino también de ciencia ficción y de otros géneros, según tengo entendido.

Tengo muchas ganas de leerlo; desde que leí Origami (cuento ganador del Ignotus en la Hispacon de Getafe de 2003), Santiago Eximeno es uno de mis cuentistas favoritos del panorama literario español en general. Os podéis imaginar la ilusión que me hizo el encargo de diseñar la cubierta de este libro.


La idea me la dio Santi, que tenía muy claro lo que quería (¡así da gusto!); yo añadí a su concepto la decoración sanguinolenta y los elementos del fondo (amén de componerlo todo, claro). ¿Mola, eh?

lunes, 7 de julio de 2008

Muerto el 4 de julio: Thomas M. Disch

Thomas M. Disch se suicidó el viernes pasado a los 68 años. Una gran pérdida para la literatura de ciencia ficción, que pierde a uno de sus autores más críticos y de mayor valía.

Por lo visto, el hombre estaba bastante deprimido desde hace unos años por la muerte de su pareja (el también escritor Charles Naylor, fallecido en 2004). Además, tenía problemas con su casero (amenazaba con desahuciarle) y estaba muy fastidiado con el modo como estaban yendo las cosas en su vida y, en general, en EEUU y en el mundo. Un poema de Disch publicado en su blog hace poco más de un mes nos da una idea bastante clara de cómo lo estaba pasando últimamente:

The Proud Beggar

Am I happy to have lived
When and where I did
America The 20th century
I've often said so
Grateful anyhow for my good luck
But I'll be happier soon
To have shed both when and where
My landlord has had me evicted
Katrina struck
As Charlie lay on the mattress
Of a New York hospice
And he had as little care
For the deaths of those other paupers
As for his own
May I achieve the same
Dark wisdom
Yet still I scrawl
These codicils and think
It matters who gets
Dibs on the dust
From my shitpile
Didn't I write
Just after he died
"Nothing we had
Was worth the having"
And isn't that still true?
These few disintegrating molecules
And then the mattress
Will be rotated
To receive the next deposit
Our chiefs may rejoice
For when they die
Their ships go down
In the same flames
They aren't evicted
They laugh at the poor in their rags
Pushing crook-wheeled grocery carts
Filled with moldy books
Please buy one, Sir
Just a dollar
Less for you

Personalmente, siempre lo recordaré por su estremecedora novela Los genocidas, una de las mayores obras maestras que ha dado el género de ciencia ficción a la literatura. Precisamente la recomendé hace un par de semanas en el chat de es.rec.ficcion.misc (el grupo de noticias de Usenet especializado en ficción de género fantástico).

En fin, una verdadera lástima.

jueves, 26 de junio de 2008

Todorov y Atwood, premiados con el Príncipe de Asturias


Hace unos días tuve la satisfacción de ver premiada la labor intelectual de Tzvetan Todorov con el premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales y ahora me entero de que la escritora canadiense Margaret Atwood ha sido premiada con el mismo galardón en el área de Literatura. Ambos tienen cierta relación con la cosa nostra, como me gusta llamar a mi género de ficción preferido: el género fantástico.

Tzvetan Todorov fue uno de los primeros intelectuales de fuste en acercarse al análisis sistemático del género con su libro Introducción a la literatura fantástica. Aunque uno no está de acuerdo con su visión, un tanto castrante, hay que reconocer que su trabajo es un esfuerzo digno de elogio y que merece la pena conocerlo si se tiene un interés teórico por el tema.

En Francia, Todorov es algo así como un dios en el panteón laico de los intellos. Aquí casi no se le conoce, lo cual es una pena. Por eso me agrada especialmente este premio, que tal vez contribuya a que algún paleto que yo me sé se caiga por fin del guindo.

Margaret Atwood es también una autora relativamente desconocida en España. Su nombre sonó en el fandom hace años por su novela El cuento de la criada, ganadora del premio Arthur C. Clarke en 1987, una distopía feminista que fue uno de sus mayores éxitos junto con El asesino ciego (ganadora del premio Dashiel Hammett entre otros galardones), que también guarda relación con el género de ciencia ficción. Dos novelas a descubrir.

miércoles, 18 de junio de 2008

«Los cronocrímenes», de Nacho Vigalondo

☆☆☆½

«Los cronocrímenes» es el primer largometraje de Nacho Vigalondo —el más prometedor cineasta cántabro de la actualidad, que despuntó hace unos años con su candidatura a los Oscars de Hollywood por su corto «Las 7:35 de la mañana»—. Una opera prima que, sin un gran presupuesto ni espectaculares efectos especiales, logra enganchar al espectador (por lo menos yo no noté apenas el paso de sus 88 minutos) con un tema ciertamente arriesgado (y más teniendo en cuenta que se trata de una opera prima): el viaje en el tiempo.

Para el espectador curtido en este tema —alguien, por ejemplo, que haya entendido «Primer» a la primera—, esta película no supondrá una gran novedad, pero al menos quedará satisfecho por el modo como encajan las cosas en el guión, lo cual no es moco de pavo cuando hablamos de viajes en el tiempo. Y podrá disfrutar de la actuación de Karra Elejalde, que está muy bien, del buen hacer de Candela Fernández y del encanto de Bárbara Goenaga (menuda chavala, arfs). Nacho Vigalondo, a pesar de no ser precisamente un actor excelente, cumple su papel con dignidad, pero donde se luce es en la dirección, bastante notable, y en el montaje, realmente bueno.

Otro haber de la película es el final, coherente y no demasiado previsible. Un buen final, algo cada vez más raro de ver en el cine de hoy en día, donde tantas películas tienen un comienzo estupendo y terminan de forma apresurada y chapucera.

La Sala Argenta del Palacio de Festivales de Santander estaba abarrotada de espectadores; había mucha gente de los pueblos de Cantabria donde se ha rodado la película: Isla, Meruelo, Noja..., y también de Cabezón de la Sal, de donde es oriundo el director, al que se notaba emocionado por el apoyo de sus paisanos de toda Cantabria.

En fin, un dignísimo producto que no tiene nada que ver con el cine que se suele hacer en España, que se sale de lo corriente en este país, una película que ha cosechado premios (como el Asteroide de Oro, máximo galardón del Festival Science Plus Fiction de Trieste) y buenas críticas en su gira por los Festivales (incluido Sundance) y que merece sin duda una distribución masiva en nuestro país. No es de extrañar que haya llamado la atención de la industria de Hollywood.

Hay que apoyar a Nacho Vigalondo para que su talento indudable logre desarrollar todo su potencial.

martes, 10 de junio de 2008

1.000 trillones de cálculos por segundo


Hace un par de semanas leí que la NASA tenía proyectado para 2009 un nuevo sistema informático, el Proyecto Pléyades, que operaría a un petaflop, con la colaboración de Intel y SGI.

Reconozco que me sentí un poco impresionado. Es algo que me pasa cada vez más; flipo cada dos por tres con los avances que se están produciendo últimamente. Flipo con cosas como los avances en memoria de estado sólido (recuerdo la impresión que me llevé el año pasado cuando Toshiba presentó su tarjeta SD de 32 GB, y ya Samsung está detrás de una de 64) o con el ansiado logro del memristor, que promete revolucionar la informática.

Hoy flipo porque IBM se ha adelantado al deseo de la NASA. La computadora Roadrunner (“Correcaminos”), de IBM, instalada en el Laboratorio Nacional de Los Álamos, en Nuevo México, EEUU, ha llegado ya al petaflop. Su misión será menos bonita que la del Pléyades de la NASA, dedicado a la investigación aeroespacial; Roadrunner está destinado a usos militares: simulación de pruebas nucleares (o sea, desarrollo de nuevas armas atómicas, como si hicieran alguna falta) pero no deja de ser un logro impresionante. Hasta hace poco, la computadora Blue Gene/L, también de IBM, era la más potente, con una capacidad cercana a los 500 teraflops, o sea, menos de la mitad. Su reinado ha durado casi seis años.

Se me ponen los vellos como escarpias pensando en la capacidad de procesamiento que alcanzarán estos ordenadores superpotentes cuando el memristor sea una realidad comercial.

domingo, 1 de junio de 2008

«La transfiguración del Conde Geiger», de Michael Bishop

☆☆☆½
Debo agradecer a Antonio Rodríguez Babiloni que me recomendara esta novela de Michael Bishop.

Hábil sátira superheroica, La transfiguración del Conde Geiger está llena de eso que los catalanes llaman “conya”, esa particular clase de ingenio cuyos frutos oscilan entre lo vulgar y lo sublime, excéntrica gracia que hunde sus manos en el barro de lo bizarro para modelar enanitos de jardín nudistas, bustos de Spawn para pintar en casa, tazas con el rostro del mil veces difunto Kenny, estatuas ecuestres de las Tortugas Ninja, etc., prima del kitsch y el surrealismo, nieta del buen rollo y la mala leche, hermana de la broma, hija del humor.

No es moco de pavo la burla que dedica a los estirados miembros de la “intelligentzia” presuntamente culta, amante celosa de las mal llamadas “Artes Mayores”, que tan bien representa, al principio, el protagonista de la novela (crítico literario y jefe de la sección cultural de un importante periódico). Pero no todo es ironía y sarcasmo en esta novela, divertida pero de ningún modo superficial; Bishop no descuida, en su afán recreativo, la reflexión. En el fondo, esta historia se asemeja a una lección de estética, principalmente sobre la carencia de verdad de los juicios estéticos.

En fin, que la recomiendo.

[Jean Mallart, deleitándose en la pedantería como el protagonista de la novela antes de su transfiguración. Que el cesio 137 me coja confesado.]

jueves, 27 de marzo de 2008

Parece pintado por un niño de tres años...

Recordando los tiempos en que sólo yo y cuatro gatos más sabíamos (en España) qué eran las Teenage Mutant Ninja Turtles (yo, gracias a una revista americana de rol que compré en París, en una tiendecita que había en los bajos de la catedral de Nôtre Dame, hace millones de años [1985]).

sábado, 8 de marzo de 2008

Gary Gygax (1938-2008)

Ha muerto uno de los padres de los juegos de rol, Gary Gygax. En un rato libre he traducido el obituario de la SFWA; en atención a los muchos colegas aficionados a este tipo de juego, aquí lo tenéis (con un par de precisiones entre corchetes):

Gary Gygax (1938-2008)

Gary Ernest Gygax, co-creador del juego de rol de fantasía "Dragones y Mazmorras", murió el lunes, 5 de marzo, en su casa en Lake Geneva, Wisconsin, después de varios años con problemas de salud que incluían un aneurisma aórtico abdominal. Tenía 69 años.

Junto con Dave Arneson, Gygax desarrolló "Dragones y Mazmorras" a comienzos de los años 70. Ambos fundaron TSR. El juego fue disfrutado por millones de personas y de él salieron revistas, libros, películas y videojuegos que llevaron a algunos de esos entusiastas a leer literatura de fantasía de autores como Robert E. Howard, Fritz Leiber y otros. Muchos autores de hoy reconocen a "Dragones y Mazmorras" el haberles inspirado para empezar a escribir.

Gygax escribió varios libros relacionados, así como muchas novelas de fantasía, incluyendo la serie de novelas "Aventuras de Falcongris" y la saga de "Sagard el bárbaro" escrita con Flint Dille. La primera novela de ficción de Gygax fue una ucronía escrita con Terry Stafford titulada "Victorious German Arms: An Alternate Military History of World War II" ("Las Victoriosas Armas Alemanas: Una historia militar alternativa de la Segunda Guerra Mundial").

Le sobreviven su [última] esposa, Gail Carpenter-Gygax, y seis hijos [de tres matrimonios diferentes].

5 de marzo de 2008

viernes, 29 de febrero de 2008

La chica del viernes: Stella Stevens


Esta inteligente y divertida actriz llamó poderosamente mi atención un sábado por la tarde de hace unos 20 años cuando la vi en El profesor chiflado, de Jerry Lewis (1963).


En esta película, friki donde las haya, un profesor de química, prototipo de nerd atontado, se enamora de una de sus alumnas, una despampanante Stella que recordaba muchísimo a Marilyn Monroe (algo absolutamente intencionado, por supuesto).


En aquella época yo era (y sigo siendo) un gran fan de Marilyn Monroe, y esta chica se le parecía tanto que me enganchó enseguida. Claro está, enseguida me di cuenta de que no era ella, pero no importaba.


Stella tenía mucho talento, estaba buenísima y, lo que siempre resulta interesante para mí, no le importaba despelotarse. Al principio de su carrera lo hizo para la revista Playboy, convirtiéndose en Playmate del año 1960:


Y volvió a hacerlo en 1968:


La carrera de Stella siempre tuvo un toque friki o kitsch. Uno de sus primeros papeles fue el de Appassionata Von Climax en la versión cinematográfica del musical Lil' Abner, a su vez basado en la famosísima tira cómica de Al Capp. Es una película muy divertida, con buena música y animadas coreografías, lo típico. Fue la segunda película de Stella. Luego actuó en películas como Girls, girls, girls!, con Elvis, la ya mencionada de Jerry Lewis, y por fin llegamos a The Silencers, con Dean Martin, una comedieta de espías repleta de “jugosas” escenas como esta:


¡Y, para colmo, está Ann Margret!


Así es imposible no cogerle odio a Dean Martin.

Más tarde la podemos ver en todo su esplendor en La balada de Cable Hogue (t.c.c. La balada del desierto), de Sam Peckimpah, con Jason Robards. Quizá su mejor película.

Desgraciadamente la carrera de Stella no fue a mayores. Trabajó mucho en televisión, sobre todo en comedias, y siguió haciendo películas, pero nada del otro jueves. Como ejemplo friki de su trabajo en televisión podemos mencionar su participación en Wonder Woman. Aquí la podéis ver en una secuencia de la serie, entre el publico asistente a un espectáculo en el cual ametrallan a doña Diana de Themyscira:


Unas fotos de propina:


viernes, 22 de febrero de 2008

La chica del viernes: Rebecca Romijn


La primera vez que vi a doña Rebecca Romijn fue en la portada de la revista GQ. Era una portada muy divertida con el pirado de Dennis Rodman, uno de los mejores defensores de la historia del baloncesto, que entonces jugaba en los Chicago Bulls. Ya entonces a la chica le iba bien lo de taparse con algo de pintura.


(Todavía tengo la revista en casa; si la encuentro, pondré la portada escaneada como es debido.)

Entonces Rebecca Romijn no había hecho aún ninguna película; se ganaba la vida, y muy bien, como modelo. Su gran momento como tal, el especial sobre moda de baño de la revista Sports Illustrated, no llegaría hasta dos años después, en 1999, pero ya era conocida, especialmente en EEUU, sobre todo por ser la novia de un actorzuelo de la tele que entonces tenía cierto éxito y del que no pienso escribir nada más. :-))

Así que yo no sabía nada de ella. Pero me quedé prendado inmediatamente de su pícara sonrisa. Luego me fijé en el resto de su persona, ejem, ejem. Conservo la revista desde entonces.

¿Qué es lo que más me gusta de ella? Sus piernas me encantan, pero lo que llega a hipnotizarme es su culo. Vista de espaldas es como más impacta.



A partir de hoy, cada viernes, colgaré una entrada “salidorra” como esta pero, como prometí, con algo de frikismo incorporado. Este caso me viene que ni pintado, porque la moza en cuestión ha participado en algunas películas del género fantástico, obteniendo su mayor éxito con la serie dedicada al grupo de superhéroes X-Men, en la que interpretaba a la malvada Mystique, o Mística, una mutante metamórfica de piel azul. Lo bueno de Mística es que para poder “cambiarse de ropa” sólo tenía que cambiar de forma e imitarla, para lo cual debía andar siempre, en realidad, desnuda.


¡Curioso! Cuando me di cuenta de esto yo era un crío que leía los comic-books de la Patrulla X (así se llamaban los X-Men en los tebeos editados por Forum, una división de Planeta-DeAgostini, en aquellos años) y todavía no tenía edad para sacarle mucha punta al asunto, pero como dije el otro día, fui un erotómano precoz. Mi teoría era que, como cambiar de forma y color radicalmente le suponía cierto esfuerzo, para andar por casa le bastaba ir en su verdadera forma azul, sin ningún adorno más que su cabellera roja, y que si tenía que mostrarse a amigos o enemigos tal cual era, podía transformar ligeramente parte de su cuerpo para guardar el decoro.

Afortunadamente, hoy en día eso del decoro está bastante pasado de moda, aunque no tanto como para que no la hayan vuelto a tapar con maquillaje, que para el caso viene a ser lo mismo. Lo importante es que el personaje anda por ahí à poil, en plan naturista.






Por cierto, le dedico estos viernes a mi compi de es.rec.ficcion.misc Osmo Lukult, alias Manu, que está más salido que el mango de un cazo y sé que los va a apreciar.

sábado, 16 de febrero de 2008

El culo de ayer


Me asomo a una viñeta y veo el culo de ayer
desnudo entre las sombras de
Camelot 3000...

Para la entrada de ayer puse a bajar una copia de seguridad de Camelot 3000 (tengo el tomo; es legal). No encontraba el disco con las imágenes que tenía ya escaneadas. Pero aún está descargándose.

Desde el principio quería enseñaros el culo de Ginebra. Ese culo fue, en su momento, importante para mí. El de Druuna mola más, pero al de Ginebra le tengo un cariño especial.

Hace un rato, corrigiendo unas fotografías que saqué el otro día, se me ha ocurrido sacarle una foto al comic. No tendrá la misma calidad que un escaneo, pero debo aprender a superar mi manía perfeccionista.

Es tarde, lo sé, pero no quería dejarlo así. Así que ahí va:


Ay, qué recuerdos...

viernes, 15 de febrero de 2008

Gran Día del Culo Comiquero: BIG CULO DAY 2008

He estado buscando un culo comiquero que marcó mi adolescencia, el de Ginebra —en el nº 7 de Camelot 3000, dibujado por Brian Bolland— cuando se despelota para ponerle los cuernos al rey Arturo. Lo tenía escaneado, pero no he dado con él y no quiero cargarme el tomo (aquellos números sueltos que yo tenía desaparecieron en una purga, snif, pero años después conseguí un retapado que no quiero estropear; la viñeta de marras está pegando al medianil y tendría que aplastar el lomo de mala manera para digitalizarla como es debido).

Así que he puesto otro que también me marcó y que para mí es uno de los mejores culos de la historia del cómic: el de Druuna en Morbus gravis, de Paolo Eleuteri Serpieri. Esta viñeta es la tercera de la primera página:

Tendría 16 o 17 años cuando vi eso; ya os podéis imaginar el efecto que tuvo en mí. Por si no os lo imagináis, mis emociones estéticas se pueden resumir en esta sesuda cita:
¡Doing!
Dana Carvey en Wayne's World.

El Gran Día del Culo Comiquero es una iniciativa del gran Jotacé. AVIV!